Podología general:

La quiropódia es el servicio más demandado y antiguo en la consulta de podología. Creemos que es una parte fundamental de nuestro trabajo.

En consulta son habituales las alteraciones de la pie como las callosidades o durezas, problemas ungueales como hongos, uñas clavadas tanto en niños como en adultos; son frecuentes también problemas de dolor e inflamación de las articulaciones que nos impiden caminar correctamente.

La prevención es muy importante en pacientes de riesgo con patologías crónicas como diabetes, la hipertensión arterial y de nuestros ancianos, los cuales precisan de una mayor atención.

La quiropráctica consiste en la limpieza o desbridado de las durezas y el corte y fresado de uñas.